viernes, 9 de noviembre de 2012

QÙE PIENSA PLATON DEL HOMBRE
Platón define al hombre así: "Animal sin alas, con dos pies, con las uñas planas; el único entre los seres que es capaz de adquirir una ciencia fundada en razonamientos".

Según Platón el hombre es un ciudadano de dos mundos: ciudadano del mundo sensible y ciudadano del mundo inteligible, aunque por ser un ser racional está llamado a serlo del mundo inteligible.

Para Aristóteles, el hombre es un animal político por naturaleza (zoón politicón) es decir, para él, lo verdaderamente importante es que el hombre viva en sociedad con otros humanos, en la polis, sino el hombre, no se formará debidamente. Esta sociedad debe de cumplir una máxima de bienestar para los seres que lo habitan. Sin embargo, Aristóteles no considera a todos los humanos tales como personas, sino que la escalona, diferenciando entre seres humanos, esclavos y también mujeres. Para él, los esclavos son animales, pues están únicamente para trabajar y no son ciudadanos libres. A las mujeres las acepta, pero en ellas valora el silencio y el sometimiento de ella a los hombres.


Para Sócrates el hombre es un ser esencialmente moral y que, por lo tanto debe ser respetuoso de las leyes. Su método, la mayéutica a través del cual Sócrates indaga al interlocutor , tratando temas como el bien, la valentía, la justicia, la piedad, va interrogando a sus discípulos tratando como tema aquello en que cada uno cree que consiste su esencia. Por ejemplo, Laques consideraba a si mismo un valiente. Sócrates le hacia preguntas, indagaba. A cada respuesta de su interlocutor Sócrates la refutaba con argumentaciones pertinentes hasta que la persona, en este caso Laques, quedaba sin poder decir palabra, pasmada. Era el momento preciso para que se produjera lo que Sócrates denominaba CATARSIS: la liberación de los prejuicios que preparaba a cada ser humano en el camino interior para hallarse a sí mismo.

En conclusión el hombre para Sócrates es un ser moral, reflexivo, racional, que debe trazar un camino personal e interior para la búsqueda de la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada